Saltar al contenido

Achicoria

achicoria

El nombre científico de la planta que nos ocupa es Cichorium intybus. Vulgarmente se la conoce como achicoria silvestre o achicoria amarga y no debemos confundirla con la achicoria roja.

¿QUÉ ES?

De ella podemos decir que es una herbácea perenne. Su raíz es napiforme, tiene forma de nabo (más adelante retomaremos esta parte para hablar de sus usos) y sus tallos se desarrollan en multitud de ramificaciones rígidas que pueden llegar a alcanzar más de un metro de altura.

En cuanto a las hojas, las encontramos en la base de la planta con el final más ancho que su nacimiento y dentadas; y también  dispuestas por el tallo, estas últimas menos dentadas y con la particularidad de ser sésiles (carecen de nexo al tallo, es decir, no tienen pecíolo).

Las flores de la achicoria silvestre presentan una inflorescencia racimosa, agrupándose en capítulos. El involucro de estas posee dos filas de brácteas protectoras. Suelen ser de color azul y en ocasiones rosas o blancas. El fruto, de color ocre y muy pequeño, contiene una sola semilla dentro de su envoltorio.

CUANDO FLORECE

Su floración dura de julio a septiembre aproximadamente. A pesar de que cada flor dura entre dos y tres días, al desarrollarse de forma escalonada, la planta contará con flores durante el periodo de tiempo que hemos señalado. Algo característico de sus hermosas flores es que están vinculadas estrechamente al sol, pues se giran buscando los rayos del astro rey.

NECESIDADES DE LA PLANTA

Aunque es capaz de soportar la fluctuación de temperaturas, no se desarrolla en zonas de sombra sino en lugares donde predomina el calor. Por ello, encontrarnos con esta planta puede indicar una ligera sequedad del suelo y una cierta alcalinidad.

PARA QUÉ SIRVE

Fue apreciada por la medicina natural tradicional debido a que las propiedades de su raíz y hojas, entre otras cosas, excitan el funcionamiento de los órganos que intervienen en la digestión y además puede ayudarte a regular el apetito. En la actualidad es una planta que parece que está ganando adeptos.

Está demostrado que favorece la reducción de azúcar en sangreTiene las propiedades adecuadas para el tratamiento de problemas de la piel como eccemas, el acné, o la psoriasis. Es un potente diurético que puede emplearse con aquellas personas que presenten una presión arterial elevada, porque en caso contrario resultará perjudicial.

EN LA COCINA

En la receta para ensaladas de invierno podemos incluir las hojas crudas o cocidas de achicoria silvestre, pero durante la floración no son recomendables debido a que son amargas y muy ácidas. La raíz se puede usar para sopas de verduras o elaborar salsas.

EN EL VASO

Debido a la falta de recursos económicos y a su accesibilidad, la achicoria fue utilizada como un sustituto del café después de la Guerra Civil, o bien se mezclaba con este.

Actualmente, cada vez son más las personas que usan la achicoria para tratar de olvidarse del café. Esto es debido no solo a que no tiene cafeína, sino a que presenta beneficios para la salud que van desde sus aportes vitamínicos a su incidencia en el descenso del estrés y la ansiedad.

EN LAS FLORES DE BACH

La achicoria es un planta que debe emplearse en personas sobreprotectoras, posesivas y egoístas.  Son personas que tratan de interceder en los asuntos ajenos con desde una postura paternalista y esperan ser recompensados por ello. Si no reciben esta recompensa, suelen enfadarse.

IMÁGENES